Aprobada la reforma de incentivos fiscales a los rodajes en España

El Partido Popular y Ciudadanos han pactado una enmienda parcial a los Presupuestos Generales del Estado 2017 para aumentar las deducciones a las producciones audiovisuales –largometrajes y series de ficción, documentales y obras de animación–.  Se aumenta del 20% al 25% la deducción para el primer millón de inversión, y para las producciones que excedan el millón de euros se pasará del 18% al 20%, sin que se puedan sobrepasar los 3 millones de euros devueltos.

Las reacciones no se han hecho esperar y uno de los primeros organismos que ha comentado esta reforma ha sido la Spain Film Commission, institución matriz de las Film Commission españolas –empresas constituidas para la promoción de España y sus diferentes regiones como plató de cine para rodajes nacionales e internacionales–. La Spain Film Commission ha emitido un comunicado en el que afirma que esta modificación del régimen fiscal “se trata de una mejora que nos acerca al conjunto de los incentivos fiscales existentes en Europa y va a repercutir en el número de rodajes por lo que lo consideramos una buena noticia”.

La Spain Film Commission, además, “considera que los datos convencerán en el futuro al gobierno de que esta medida se vaya mejorando en próximos ejercicios, de acuerdo con las propuestas que se derivan del informe elaborado recientemente por nuestra entidad”. No obstante, la misma institución había publicado recientemente un documento en el que explicaba la necesidad de implementar más deducciones fiscales en España y proponía una lista de mejoras.

Esta medida llega en medio de una fuerte polémica producida por el expediente abierto por Hacienda a algunas de las productoras internacionales que decidieron rodar parte de sus películas aquí –como Fast and Furious 6 o Furia de titanes, ambas grabadas parcialmente en Tenerife–, a causa de una posible mala aplicación de los incentivos fiscales.